Visita del Palacio Dolmabahce en Estambul en Turquía

por | 10-04-21 | Europa, Monumentos, Museos, Patrimonio de la Humanidad, Turquía

La visita del palacio Dolmabahce en Estambul en Turquía es un imprescindible en tu recorrido por la ciudad. Es el más grande y majestuoso de los palacios de estilo europeo que los sultanes mandaron construir a los largo del Bósforo, cuando dejaron el palacio de Topkapi como residencia.

1 .- Visita del Palacio Dolmabahce en Estambul en Turquía

Este palacio situado en la zona europea del Bósforo fue el principal centro administrativo del imperio otomano desde 1853 a 1922, cuando se trasladó desde el palacio de Topkapi. Está en terrenos ganados al mar, de ahí viene su nombre: «dolma» que significa lleno y «bahce» que significa jardín.

Visita del Palacio Dolmabahce en Estambul en Turquía

Nos recibe una preciosa torre de cuatro pisos y de estilo neobarroco llamada torre del reloj, de 27 metros de altura y con un reloj francés de Jean-Paul Garnier. Llegamos así a la fastuosa entrada principal del palacio, un arco de estilo neobarroco  muy recargado.

Visita del Palacio Dolmabahce en Estambul en Turquía

Tras retirar la entrada en las taquillas, accedemos a un segundo arco menor recargado, y desde ahí a los espléndidos jardines, donde nos recibe una fantástica fuente adornada con cisnes.

Qué ver, visitar y hacer en Estambul

A la izquierda de la fuente podemos ver otra espléndida puerta de acceso. La fachada del palacio la preside un pórtico de dos alturas, con cuatro columnas en casa piso, abajo de estilo dórico y arriba de estilo corintio. Todo ello rematado con un frontón al estilo de los templos clásicos.

Visita del Palacio Dolmabahce en Estambul en Turquía

Qué ver, visitar y hacer en Estambul

Todo es excesivo en este palacio que abarca 14.595 metros cuadrados y posee 285 habitaciones, 44 salones, 6 hamman y 68 cuartos de baño. El sultán Abd-ul-Mejid I se gastó una inmensa fortuna para construir el palacio, decorándolo con los mejores materiales, como las enormes lámparas de cristal de Bohemia y Baccarat, porcelanas de Sevres y Yildiz, y alfombras Yereke. Cuando lo visitamos tenemos una sensación de lujo excesiva y de grandiosidad, pero claro, esto nos encanta.

El palacio está dividido en tres grandes partes: La parte administrativa, El salón de ceremonias para los asuntos de Estado y las habitaciones del harén, reservadas para la familia del Sultán.

La parte administrativa (Selamlik)

En la parte administrativa destaca sobremanera la escalera, decorada con una barandilla de cristal de Baccarat.

Visita del Palacio Dolmabahce en Estambul en Turquía

El salón del trono

El salón de ceremonias o salón del trono es la sala más grande del palacio, con 2.000 metros cuadrados de superficie y una altura de 36 metros, posee una lámpara de araña de cristal de Bohemia, que pesa más de 4.000 kilos y que fue regalada por la Reina Victoria. Aquí se realizaban importantes ceremonias estatales y religiosas.

El harén

Tras salir de esta parte del palacio nos dirigimos a la zona del harén, que tiene una entrada independiente. Las habitaciones del harén, donde residía el sultán y su familia son de una decoración más contenida.

En la parte derecha del palacio, en la zona que da al Bósforo, podemos ver una preciosa valla blanca con una cuantas puertas que son como una invitación a recorrer este precioso estrecho con magníficas vistas de Estambul.

En un pequeño edificio, en la parte izquierda según se mira el plano, podéis visitar un pequeño museo de relojes y estancias con palomas, recuerdo de las que tenían los sultanes como servicio de mensajería.

Como curiosidad, comentar que Ataturk vivió sus últimos días en este palacio. Se conserva la habitación, en la zona del harén, tal y como estaba el día que murió. Los relojes del palacio están parados a las 9:05, hora de su fallecimiento.

Hay un edificio en la parte trasera que funciona como museo de pintura y que tiene una entrada adicional. Nosotros no lo visitamos porque creímos que no era demasiado interesante.

La mezquita de Dolmabahce

Tras tu visita del Palacio de Dolmabahce en Estambul en Turquía, puedes ir a visitar la mezquita de Dolmabahce, muy cerquita del palacio. Esta pequeña mezquita de mediados del siglo XIX, destaca por su emplazamiento, su elegancia y su luminosidad interior. Era utilizada por el sultán y su familia cuando se encontraban en el palacio, y como curiosidad, perdió su gran patio que contaba con una fuente de abluciones, cuando se construyó la carretera que pasa cercana a la mezquita.

v

Horarios: de 9 00 a 16 00. Cierra los lunes

Coste de la entrada: para el palacio el coste son 90 liras turcas. El coste del harén son 60 liras turcas adicionales. el museo de pintura son 30 liras turcas más. Si compras una entrada combinada te saldrá algo más barato.

¿Cómo es la visita?: la visita es libre. Deberás ponerte unas protecciones plásticas para el calzado. No se puede hacer fotos en el interior.

¿Tiempo de la visita?: unas dos horas. Llega pronto porque puede haber grandes colas

Página web del palacio: 

Pincha aquí

También te puede interesar...

Que ver y hacer en Malaca en Malasia

Que ver y hacer en Malaca en Malasia

Malaca junto con George Town, ciudades históricas del estrecho de Malaca, pertenece al selecto grupo de ciudades Patrimonio de la Humanidad por la...

Que ver en Kata Tjuta National Park

Que ver en Kata Tjuta National Park

En este post te explicaré que ver en el Kata Tjuta National Park, un parque al lado de Uluru y que permanece en la lista del Patrimonio de la...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

@pucelanoporelmundo

PUCELANO POR EL MUNDO

Soy Juan Ángel Valdunquillo, ingeniero industrial por profesión, historiador del arte por devoción y apasionado de los viajes. Agradezco la inestimable colaboración de @rebeldeviajero con sus fantásticos dibujos y su compañía viajera.

info@pucelanoporelmundo.com

CONTENIDO

Todos los artículos y fotos incluidos en este blog son originales, de mi propia autoría, y están basados en mis propias experiencias. La utilización de las imágenes y del contenido de este blog no está permitido sin un consentimiento previo.